Los coches modernos, cuatro veces más seguros que los de hace 10 años


Las comparaciones son odiosas, pero claro, si hablamos de seguridad hoy en día los coches que podemos adquirir tienen unos niveles y sistemas tanto de seguridad activa como de seguridad pasiva, que dejan a los coches de hace una década a la altura del betún. Relativamente, claro.

Esto no quiere decir que hace diez años circulásemos sobre cáscaras de nuez, pero sí que tiene algo que decir en cuanto a la positiva evolución de los sistemas que nos ayudan a llegar en perfecto estado a nuestro destino. Desde los neumáticos, pasando por los sistemas de retención y los airbag, hasta los sistemas más modernos como el ESP o, incluso, todavía más avanzados como los Car2Car.

Precisamente el ESP es uno de los sistemas que más relevancia tienen y tendrán, ya que del 13% de vehículos que lo incluían hace 10 años, hemos pasado al 51% en la actualidad, y a su vez pasa a ser de obligatoria inclusión para coches fabricados en la Unión Europea a partir de este ejercicio.

Otro dato curioso es que los faros de xenón eran de uso vestigial hace 10 años (7%) mientras que en la actualidad un número más elevado de coches lo llevan incorporado (24%), aunque probablemente mucho menos porcentaje lleven los faros correctamente regulados en altura (a título personal lo comento, porque en muchas ocasiones pueden deslumbrar las luces cortas si están mal reguladas en altura).

El GPS, el control de aparcamiento (tanto la señal sonora que nos avisa de que estamos demasiado cerca de un obstáculo como cualquier otro sistema más moderno de ayuda al aparcamiento),… son sistemas que hace una década tenía un porcentaje mínimo del parque automovilístico. Por eso, como decíamos al principio, no significa que los coches de más de 10 años fuesen peligrosos, sino que disponían de menos avances como por ejemplo los sistemas de control de estabilidad, mejor sistema de alumbrado, sistemas de posicionamiento (GPS) o ayudas a la maniobra.

Vía | Europa Press
Foto | Manuel Delgado Tenorio

Etiquetas

Mostrar comentarios

Un comentario

    Sin duda es una realidad y aunque parezca mentira muchos de los avances en seguridad son gracias a la competición

    Un saludo

Los comentarios están cerrados.